Loading...
HOME 2017-12-23T18:00:27+00:00

Volvemos, otra vez, con otro artículo que intenta esclarecer las diferencias que existen entre ambos conceptos. No obstante, hemos ido más allá en este artículo, comparando el posicionamiento de marca y el de producto para saber cuál de los dos es más beneficioso. Intentamos sacarte de dudas, algo que es muy difícil, con este pequeño artículo.

Posicionamiento de marca

Todo el que sepa algo de branding conocerá el posicionamiento de marca. Es algo de lo que hemos incidido mucho, debido a la importancia que tiene en el branding corporativo y lo mucho que impulsa a una marca. Cuando leemos posicionamiento de marca, debemos ir directamente a lo que son las estrategias, las tácticas, las maniobras de empresa, etc.

El posicionamiento de marca es el conjunto de acciones planificadas llevadas a cabo por una empresa para lograr llegar al consumidor de forma más eficaz. Cuando hablamos de llegar al consumidor, nos referimos a vender o convencer. Hay que convencer o vender al consumidor de que nuestra marca es la idónea para él; para ello, se recurre a varias tácticas, las cuales, aconsejo que utilicéis en su totalidad.

Posicionamiento de producto

También hace referencia a la estrategia o la táctica de empresa, pero es un posicionamiento que tiene otra labor y que funciona distinto del de marca. El posicionamiento de producto viene a ser la decisión de la empresa, o la estrategia, de dirigir el producto a un mercado concreto.

¿Qué entendemos por mercado? Por mercado entendemos el perfil de persona a la que va dirigido, la ubicación geográfica, los valores de la sociedad, la costumbre, los usos, etc. Nos venimos a referir, entonces, al público destinatario de nuestro producto, al que vamos a dirigir nuestra promoción, todas las acciones de marketing y publicidad.

Es parte esencial del branding, ya que no sirve de nada promocionar un producto sin saber a quién dirigirte, quién puede estar interesado o no, o a quien no le interesa nada.

¿Cuál es la mejor práctica?

Si me ponéis en la tesitura de elegir una, tendría que elegir las dos, debido a que no concibo a una sin la otra. Bajo mi punto de vista, el posicionamiento de producto determina a quién está dirigido el producto y quién puede necesitarlo; mientras que, por otro lado, definido ese perfil de persona, es turno del posicionamiento de marca para convencerle de qué es lo que necesita.

La principal laguna que veo en el posicionamiento de producto es, que puedes dejar fuera del marco de actuación de la empresa a un perfil de persona que puede estar interesada o puede verse convencida por la compra de ese producto. Por culpa de un mal posicionamiento de producto, el posicionamiento de marca no logra tener el alcance que se desea. Digamos que es la pescadilla que se muerde la cola, por tanto, para obtener un posicionamiento óptimo de una marca, es necesario establecer un equilibrio entre ambas prácticas porque es esencial para el producto y para la marca.

Dicho esto ¿Cuál me gusta más o veo más atractiva? En mi opinión, me atrae más el posicionamiento de marca porque he visto, empíricamente, a personas convencer a otras con intereses opuestos de que X marca es la solución a sus problemas y ha funcionado.

En conclusión, con una buena estrategia de posicionamiento de marca puedes conseguir grandes resultados para tu empresa. Es obvio, que con un buen posicionamiento de producto ahorrarás tiempo y dinero en el momento que vayas a promocionar tu empresa. Lo que queda claro es que, ambas ejecutadas en sintonía son el combo perfecto.

Articulos Recientes

Te podemos ayudar

No dude en contactarnos si necesita más información o si tiene alguna pregunta.

CONTÁCTENOS